sábado, 18 de septiembre de 2010

Días de placebo


Algo huele mal
no es el río Mapocho
no es el aliento a dieciocho
son ellos y huelen fatal.
Con traje y corbata
esforzando la sonrisa
mintiendo con prisa
gastando tanta plata.
Algo se está pudriendo
con gusto atávico
con olor a tráfico
alguien está muriendo.

Angostos sus corazones
para dar, al país, consuelo
largas sus ambiciones
por este dividido suelo.






1 comentario:

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Pues tu poema es también una crítica social. Me ha gustado, es muy original. Además, ya lo decía Hamlet: "algo huele mal en Dinamarca". Un besito, mi niña.