lunes, 6 de junio de 2011

Insostenible







Palabras que no debo pronunciar
palabras para bloquear
y dejarlas quietas, sin aire
sin alimentar, sin arte,
aunque confieso...
cada vez son más frecuentes
mis ganas por darles de beber.
La censura es del mundo
y se inmiscuye en el mio,
en mis ideas naturales,
en mis sueños lunares,
en mis días libres,
sin libertad,
porque todo tiene un fin
y sus fines son desafinados
densos
no afines a mi dialéctica
danzante
de deseos insostenibles
sustentables sin sus cadenas.

5 comentarios:

Brexa dijo...

No censures tus palabras dale rienda suelta a tus sentimientos, a veces la vida o las carreras no lo aguantan todo pero el blog si que lo hace. No pierdas eso, por favor, no cometas los errores que hemos cometido otras personas, da rienda suelta a lo tuyo y no escondas tus vetas que después te será difícil encontrarlas...

¡No a la censura, viva el arte!

Ana Márquez dijo...

Precioso :-) Besos

Gustavo Calderón dijo...

que nada ni nadie calle tu voz ni tu palabra.
Un beso querida amiga.

Mercromina Roja. dijo...

Gracias por pasarte por mi blog, tienes razón, hay coincidencias. Y bonito blog el tuyo, yo con la poesía no me atrevo, me da un poco de miedo. Un beso!

el ente perdido dijo...

Gracias por dar la caricia
mediante la palabra escrita,
por ser medio de vida
con cada una de tus citas.

Saludos y felicidades.
El ente perdido.

http://elenteperdido.blogspot.com/