viernes, 11 de abril de 2014

Veremos



Habrá que soltar las hojas
y esperar por los pétalos
de una nueva primavera.
Flores durmientes
hasta próximas traslaciones
de esta pensante esfera,
cuando seamos conscientes 
de los rayos del sol.

lunes, 7 de abril de 2014

Cantemos



Hombre lunar, cangrejo.
De mareas condensadas y desplazables,
evitativas e inconsolables
como en sueños pesados.
Vuelve de tu niñez
vamos al porvenir
como cantaste, cantemos.

lunes, 31 de marzo de 2014

Sol sin pétalos




Siento que todos los mundos están en primavera
allí hay flores y pétalos...
Menos aquí 
mundo de ramas y hojas
secas de vitalidad.
El sol ha sido como un padre nublado
yo nada más espero a la primavera
esta vez no bastará con el cuadro de girasol
esta vez no se detiene la escarcha
¿Acaso contuve demasiadas flores por un largo tiempo?
Es la hora de congelarse
y confiar en ese padre
y su cálida resolución cíclica.

miércoles, 26 de marzo de 2014

Empírica



Cadencia de las horas
rotas cadencias.
Dormir
soñando nostalgias
como anhelando un sueño
pasado, una buena historia
vivida, baja edad en los ojos
nostalgia como fin
final de lo herido
final de lo amado.
Un símil de lo perdido
un símil de lo abandonado
y no respectivamente.
Analogía de lo experimentado.
La nostalgia
mi libro personal
de deseos contentos
conteniendo desolaciones
ausentes momentos
momento de olvidar
suspender los antecedentes
antepasados durmiendo
sostener lo soñador
que no sea realidad anterior...
alterar la huida
alentar la cabida.
Superación otoñal
casi un Octubre de cerezos...
nostalgia anticipativa. 


lunes, 17 de marzo de 2014

Vivirse




Fibras y células pulsando vida,
armonizando sistemas
si nos amaramos
desde las uñas 
pasando por los ríos de sangre
hasta la cordillera pensante.
Conscientes, de un amor consciente,
seríamos equilibrio habitual.

Habituar el beso de uno mismo 
basándonos en una verdad
sin traiciones, sin mentirnos,
propia fidelidad.

viernes, 7 de marzo de 2014

De ayuno



Desayunando...
y siguiendo con el ayuno en el vientre
un temprano té verde
que no alcanza a colorear
el hambre emocional
los pensamientos son tan desteñidos.
Se queman los sabores
se quiebra el ensueño
nada es real,
a menos que lo creas,
aún si lo crees, no sé de la realidad
se ahoga también mi mente,
como sales, de las lágrimas,
sales de una marea 
invisible, palpable en ceguera parcial
la luna rigiendo,
la luna como signo
moviéndonos en la sal.

domingo, 2 de marzo de 2014

Plan plantando



Este viaje descalzo...
te descalza
eso me calza
y encaja
como alas al viento.
El huracán 
tormento volátil
cruzando las mentes,
mi mente etérea
elevándose discreta
con miedo, con pasión
con huida y determinación
cada paso aprendido
prende las plantas
los pies en desvestida inspiración
vestidos de prana
ni oxígeno, ni aire en mis tobillos
sólo esa brisa
de energía vital.
Expresión temblorosa
explosión animosa.
Motivo libre
una serie de danzas.
Motivo natural
alas en las plantas.
Talones para planear.
Aterrizando con tiempo,
buen tiempo.

lunes, 24 de febrero de 2014

Las ventanas



La puerta con fortaleza...
Hay ventanas que dan al canto de aves
hay otra en tanto que da al canto urbano
ventana pública, podría golpearla 
para saludar o gritar al que duerme adentro,
un cuarto hacia el ruido ciudadano.
Mas golpeo la ventana privada de procedencia artificial
y la respuesta es metafórica y confidencial
como la de un familiar
regalándote la llave de su hogar
la respuesta es un sitio
para recordar finas sonrisas
limpiando la vereda
regando el ahora
el futuro que inquietaba
vino con su sonoridad indescifrable
separador, inimaginable,
de consuelo y halagador.
Las cortinas azules,
cielo amaneciendo en el vidrio,
el vidrio contando sueños,
sueños abriendo ventanales.
Galopante el cambio,
frutal este camino
felino destino.

miércoles, 12 de febrero de 2014

Creación



Creaciones, 
criándose en cantidades contundentes. 
Como cronopio cautiva
soy criatura expuesta a la crítica cruda
cristalizando cráteres cretinos que están en crisis,
incrustando coreografías sin escribir,
como crucigramas...
como cruz sin creencia
en el cráneo.
Así criando crecientes microorganismos acróbatas
la credencial para el cruce de estrellas.
Crucial ese crujir de crear
para crecer.

lunes, 27 de enero de 2014

Murmullo orgánico



Si viviera de antiguo modal
una serie de artefactos orgánicos
no tardarían en descomponerse;
desde mis pulmones hasta sus tobillos.
La narrativa que invento,
apoyada en la certidumbre
es la costumbre sinuosa,
una creación tentadoramente original. 
Valioso lo absoluto del aire
obtenido de rutas celestes
 y especies silvestres
contándose como murmullos ferales en mi cuerpo
cantándose en las células más danzantes.

sábado, 18 de enero de 2014

Cereza envuelta


Se abren botones
yo vengo de raíces
soy un cerezo.


Las cuentas que hay que sacar
cuando alguien no dice la verdad
y más cuentas cuando uno mismo se miente,
mentirse en lo valedero convirtiéndose en actor negativo de falsas pasiones.
Pasión al miedo
pasión a la crítica
pasión a no encajar.
Sacando cuenta de las injusticias
que provocan momentáneas realidades
hasta que emerge el poder de las virtudes.
Semillita en estado de coma fantasioso
comienza a brotar
se yergue recta y dócil según dicte el aire 
y las otras flores
de polen distintivo.
Moldeable ante el polen de calidad admirable
cuando las hojas crecen…
cuando un botón aparece...
cuando el cerezo ha nacido, es que ha sido presentado por la primavera
anunciando su natural color.
La primavera y su bondad
dan urgencia a las flores que no están del todo abiertas.
Despertando vientos
los sakuras quieren ser cerezas.


martes, 14 de enero de 2014

Separadores



Como si hubiera algo que te lo advierte
solía recordar sus caras de "hasta nunca"
Las veces que dije adiós
una vez y otra y otra
no estaban claras las despedidas
aunque si se pronunciaron con palabras acordes 
ficticias, elegantes, con el beso albergando el "hasta siempre"
que hacía real la poca nostalgia de mover mi mano
nadie sabría si eso sería un final
todas esas veces yo me hablaba
con duda y resignación
"no te volveré a ver más" (?)
siempre estuvo firmado por mis labios
silenciosos que conjugaban un presentir
un susurro que te cuenta
que no extrañarás
(a excepción de esa única vez).
De esas veces, de mirar por la ventana,
sobre un vehículo en marcha
me transporté al futuro
sin esas presencias
y nunca sentí temor, 
sólo en una, algo de dolor, 
mucho, no es fácil partir
ni que te partan el corazón
con ausencias
pero no fueron repentinas
fueron de esas en escalada por secuencia
algunas sólo permanecieron como en un principio
estancadas por la falta de amor.
Decir adiós sin pañuelos
ni lágrimas, ni mayor duración
es lo que se consigue al no tener certeza de la separación.
Creo que siempre presentí los abandonos
las lejanías
y las costumbres aisladoras.
La mayoría de esas veces
mi mente, al hecho, se anteponía 
sin bajar la guardia sentía que todo estaba hecho
era el momento donde se avecinaban las brechas
y para no vivir esas derrotas 
es mejor tomar la opción de decidir
sabiendo que si no das el paso ellos no tardarán en huir
de cualquier manera el destino te divide de ciertas auras.
La última vez de no mirarle más
no supe anteponerme
aunque él no era un hombre
se unía a la categoría de amores
de signo varón, de nombre paternal
de ancestros significantes en su desaparición
todo un linaje metafórico
dispuesto a ir en otra ubicación
asistente de una dirección
de paraderos y estaciones que no revelan
o que revelan y no atienden
o que revelan y atienden, sólo si estás rogando.
Pero sé que su vivir pudo ser truncado
como amor robado
como cuerpo maltratado
por alguien de genes malignos
la maldad tiene varias veces frente y ojos mínimos.
El no presentir su adiós me dice que tal vez
no haya sido un fin 
quizá un día de algún mes
aparezca su coordenada con su vitalidad. 
Todo rastro mágico
todo rastro certero 
quisiera conseguir
como un perpetuo volver, quedarse y vivir
transmutar aquel cargado nombre. 

sábado, 11 de enero de 2014

Tangible




Navegaba ahí.
Hey, volvamos a leernos
el mar sigue azul.


Si te gustan mis labios
y lo que sea cereza
que te sepa a certeza
como duda de sabio
en vista de un cambio
en el sueño posible
cuando se oye definible
si con tu dulce voz me hablas
de esos versos que no callas
considéralo tangible.



Soñémonos un día, pensé, de la mano
en el momento de un verano
como hoy lo imaginé
sintiendo la novedad sutil de lo que no aguarda en ser
pensé en algo incierto
esperando el futuro.
El futuro era visible desde el bando de mis acuerdos
palabras mencionadas con convicción
sin que fuera real aún
todo cambiaba de color
un degradé celeste
pasando por el calipso y el cielo como ardor;
calor agitado que contenta
y que en su interior, el componente dos, contiene
compuesto de soles y satélites
entre otras ensoñaciones que se contemplan
sin ser fantasías de lo onírico
sin ir negando,
todavía, con él, navegando.
Soñémonos aunque seamos realidad.





miércoles, 8 de enero de 2014

De verde los ojos



Surgió la vista celeste
cosita sonante, de ti
tus ojos plantados en mí
el bosque sabor a suerte
con mi locura de-mente
porque te dejé a mi lado
sin pensar en lo malvado
que siempre le ocurre al bueno
por hallar lo verdadero
que es por el mal tan deseado.

Creaste todas las misiones
uniste mil pensamientos
que juntos fueron gran viento
para la estación de aviones
que movían emociones
a las mentes más atávicas 
como cadencias arábicas
tornándose a emblemas sólidos
por seres vivientes cómodos
nada de manos estáticas.

Como un iluminado
cuando te abrazaba firme
subiste antes de irme,
ya eras tan elevado,
a las alturas muy conectado
a el árbol o la ventana
cantante en una mañana
o de silente sencillo
como guardián de castillo
cuidaste lo que hoy sana


viernes, 27 de diciembre de 2013

Mirarse en color



Cerré los párpados,
afuera la luz alumbraba,
mis pupilas seguían mirando.
Afuera la luz se apagó
pero dentro de mi mirada
todo era de un azul intenso
un color como de este planeta
cuando lo miras desde el universo.
Nunca vi algo tan nítido, 
ni tampoco en movimiento
al conservar los ojos cerrados,
siempre quedaban en negro
pero esta vez fue diferente
abiertos al oleaje azulado
y te encantará esta confesión
del tono de cielo sureño
porque es tu color de pasión,
lo que observé en el ensueño.





Manos del recuerdo




Ayer miré de reojo
las manos del recuerdo
se me hacían tibias
a medio usar
lucían arqueadas y extrañas;
extrañas de no familiar.
Con dedos mudos
en función de otras caricias
saludaban sin saludar.
El pasado dejó de rasguñarme
no hay huella que ahora desarme
el jardín floral 
que reviví al sol
ya no es un ayer que rasgue
es una esencia que se desvanece
que perdura como poema sellado
diluyéndose como voz inaudible
desconocimiento ancestral posado
en un escrito antaño, bello;
muy bien sabido,
muy bien superado.





jueves, 19 de diciembre de 2013

Fortuna casual



Qué dicha saberse abandonada...
que el amor te abandone,
te abandone por su inocencia
comprendiendo su decisión de abandonarte.
Adverso sería
que el amor haya sido huido,
espantado, 
arrebatado por su serenidad. 
Cuánta fortuna casual hace falta 
para ir destino a la colosal ventura
de toparse de nuevo
con el mismo amor genuino
del encuentro primero;
hoy por segunda vez, misma temporada,
poder reencontrarse, reconocerse
y quedarse.
Cuántas órdenes de azares cuestan
¿cómo llamar a esos designios?

domingo, 15 de diciembre de 2013

Desde tu hogar


Siempre el amor fue indómito
indeterminable y justo,
preciso en su instancia
inmenso en el sentir
explicable con la sonrisa
extenso en su velocidad absorbente.
Descifrable por su sonoridad
por su visita y su estancia
permanente en los días
determinante en nuestro comportamiento
volcado al amar.
Tú, amado, 
amado por nosotros,
amaste esta libertad cautivante.
Regresa en tu presencia, silencioso, 
regresa en formas elementales
de cualquier modo, pero sé feliz con tu armonía;
la característica de tu ser luminoso
que nos hizo crecer.




martes, 3 de diciembre de 2013

Estamos



En breve extraigo su compañía
como cima universal de un momento,
indescifrable en el reloj;
tiempo sin espacio en las manos.
La presencia como obsequio
el presente de estar,
un regalo.

Estamos.


sábado, 9 de noviembre de 2013

Sello



Cuando hablé de lo que hallaríamos
no usamos ningún sello,
el mudra hizo falta para concretar.
A veces los adornos sirven como amuleto,
como secreto de la energía soñadora,
esa magia de los danzantes,
la magia que aprendo a manejar.
Las buenas terminaciones son música de las falanges,
son teclas finas marcando la delicada realidad.
Doblando anular, tocando la unión
una huella original
de lo que fuimos y seremos,
lo sutil es lo más complejo.
Conciencia coordinando hálitos
un hilo hermanando corazones.
Mi mano acorde a un guiño
mis manos recordando
mis manos concordes al equilibrio
mis  manos decorando el sonido.

domingo, 27 de octubre de 2013

Amor tornasol



El mar de Febrero es tan implícito
en la lectura de amor tornasol
océano amplio,
estático en la memoria del romance.
Mes transversal
verano en avance,
año colosal.
Clima secreto de arena, de tiempos depurados
sobre mi cabello de navegante lunar.
Tierra y aire separados
agua soleada de mar.
Amanecer de las manos,
mediodía en las nubes,
atardecer en los puertos de risa o brisa
anochecer con la mirada  en el porvenir.
En el día vivo en ensueño, volando,
sólo en la noche mi mente corre, sin dormir.


viernes, 4 de octubre de 2013

Vrksasana



Nací cubierta de aire
aplastada por el viento
de locaciones espaciales,
expuesta a una luz lunar 
que permitió mi crecimiento
de pálida madurez.
Me desnudé en drama y arte...
en melancolía
pintada de un color invisible
como los tonos del cielo.
Un miércoles, una primavera,
aprendí el propósito de mi cómodo silencio, 
incómodo e inaceptable para el resto.
Me forjé serena
en el tiempo de instrumentos celestes,
blanquecinos en su sonido,
y tuve anhelos de triunfo, de espectáculo,
los sueños trasladados a los terrenos inversos
de mi naturaleza secreta de escapar del mundo,
un giro inesperado
una paradoja.
Mi postura es el árbol
desbalanceado
y en equilibrio tembloroso
movido por el viento,
con un pie de apoyo y las manos en unión 
vibrando en mi quietud floral;
siempre en flores, nunca en frutos.
En mis inviernos
hay nada más que ramas
y frías raíces en potencia que buscan avanzar.
La evolución es como el tren superior que se flexiona
viajando lejos y al ahora.
Mis sueños de ritmo 
son la extensión de un suelo pélvico
con semillas flotantes
de elevación constante 
a los universos opuestos a mi seriedad felina 
de felicidad genuina inexpresiva.
Debilidad por lo opaco,
rechazo al fulgor,
porque he sido tan indefinible
 y las sonrisas artificiales
me resultan incompatibles.