martes, 29 de junio de 2010

Como se teje un desvío



Con tintes de romance
vertí el perfume en la ventana.

Niego, verdad, lo que sería...
la sombra de luna,
un color de momento,
el sabor de despedida,
la libre excusa de ser prisioneros.
La mansión del que sueña
nos escribe tan diferentes,
nos transcribe combinando,
nos describe leyentes;
allá, acá, conmigo, sinceros, olvidados,
creyentes...

Rechazo a la realidad,
abrazo a la libertad,
dejo o beso,
atrapo o bostezo
librada de pesadillas,
moviendo montañas,
develando historias de vida.

Y sueño
(sonrisa).

3 comentarios:

Teresa dijo...

Con tintes de romance
vertí el perfume en la ventana.

No se puede comenzar mejor un poema, lleno de sentimientos encontrados...

Sueña, niña de pelo rizado, no dejes de soñar nunca..

Besitos de chocolate

caselo dijo...

Lindo bosque de Elfos, cálidas tus palabras, bello poema. Un abrazo desde Colombia.

Carlos Eduardo

Gustavo Calderón dijo...

Ema, de todos los poemas que he podido leerte, este es una joya, Me encanta, es admirable la evolución que encuentro en el desarrollo del texto. Me voy a dormir pensando en lo que has escrito. eres Maravillosa. Un beso.