sábado, 6 de marzo de 2010

Normal


Hubiera sido sencillo
en mi oído su voz elocuente
susurrando que no soportaba
las ganas de querer verme.
Un ademán de "¡Te espero!"
Hubiera sido suficiente,
mas ¿Qué atávica ilusión venero?
¿Quién hizo el estancado amor?
Ya se quebrantó aquel frágil sendero.
Yo quería apretar el botón,
yo quise oprimir el beso, no tuve la ocasión.
Sin lágrimas me deja esta aventura,
sin esa presencia, sola, con esta locura.
Un remolino absurdo
robó su tinte y mi disgusto.
Suelo inquieto ladrón de momentos.
El agua despierta, me ahoga de recuerdos.









Vuelve Lobo, te busco,
ya no hay unicornio,
sólo aullidos, sin sonido...








5 comentarios:

Teresa dijo...

Sin lágrimas me deja esta aventura,
sin esa presencia, sola, con esta locura.

Que tristeza refleja mi hada favorita, si puediese hacer algo para darte todo el calor que necesitas, ten por seguro que lo haria.

Besos de mariposa

don vito dijo...

hola lindas tus palabras, bonitas, gracias también por tus bellos comentarios en mi blogg, siempre a tu disposición, besos

Ana Márquez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana Márquez dijo...

Hola, guapa. Siento no poder agregarme como seguidora "oficial" a tu lista de seguidores, pero ya alcancé la cifra de 300 que permite blogspot. Pero con mucho gusto te añado a mi carpeta de Mis favoritos para tener tu blog siempre a mano :-)

Un beso, preciosa poeta.

Gustavo Calderón dijo...

Querida amiga, he pasado a leerte.
Furtivo como el lobo aquel que mencionas. Un placer siempre. Un beso.